Agorafobia y Ansiedad social

Superar la ansiedad social o fobia social.

Puesto que los seres humanos somos criaturas sociales, ¿hay algo peor que la ansiedad social, o fobia social?

Para aquellos que tienden a comportarse socialmente ansiosos, la actividad más divertida, la vida, se convierte en algo verdaderamente miserable. Tantas posibilidades, oportunidades y experiencias se pierden, debido al miedo incontrolable de estar con otras personas. Y lo que es más, a pesar de que el deseo del ser social es muy fuerte en los seres humanos, el miedo hace que disfrutar de socializar sea imposible.

La paradoja de la ansiedad social

La ansiedad social es una verdadera paradoja – te sientes solo, pero la idea de estar con otras personas es aterradora. Quieres estar con los demás, pero te sientes más seguro estando solo. Se puede sentir como que no hay manera de superarlo.

Entonces, ¿Qué causa la ansiedad social?

Lo gracioso es que, a pesar de nuestras naturaleza super-sociable, estar con otras personas provoca más ansiedad en humanos que cualquier otra cosa que se te ocurra. Para algunas personas, incluso pensar en la muerte es menos aterrador! ¿Cómo puede ser esto?

¿Por qué tenemos una gran necesidad de socializar?

El largo curso de la historia humana ha favorecido el comportamiento sociable. Un ser humano solo, no puede hacer mucho. Pero cuando se reúne con los demás, parece que no hay casi nada que no pueda hacer. Es como que nuestros genes nos impulsan positivamente cuando estamos juntos y socializando.

Los seres humanos somos particularmente brillantes cuando aprovechamos al máximo las habilidades y talentos complementarios. No todos necesitamos ser súper inteligentes, o súper-creativos, o súper-fuertes, o súper-buenos para hacer las cosas, o lo que deseamos. Podemos unir nuestros conocimientos y talentos y llegar a resultados fenomenales y disfrutar al máximo de los recursos que nos rodean, así muchas personas pueden contribuir de muchas maneras diferentes.

Siendo que, ser sociable es tan importante, los seres humanos hemos desarrollado una extrema sensibilidad en el contexto social. Nuestras relaciones con otras personas son sumamente importantes. Cómo llevarse bien con otras personas y cómo los otros se llevan bien con nosotros, es lo que realmente importa.

Así que, no es nada raro – de hecho, es muy común – experimentar al mismo tiempo un fuerte deseo de ser sociable junto con una fuerte ansiedad por ser sociable, que va desde la timidez o torpeza hasta la fobia social total. Y la ansiedad es justamente porque la socialización es tan importante.

Una causa de la ansiedad social es que la socialización pueda ser peligrosa.

Esta descripción de nuestra evolución social suena bonito, pero difícilmente es toda la verdad. La historia muestra claramente que los seres humanos no siempre usan sus talentos para fines sociales positivos. Los seres humanos también se reúnen para ser desagradables y horribles con los demás.

Y eso hace que tener cuidado con quien socializar sea una idea muy sensata por cierto. Y entonces?, no sería mejor evitarlos del todo, si ellos son una amenaza? Es un verdadero dilema!

Los peligros de evitar contacto social

Si usted se mantiene alejado de otras personas, de hecho podría evitar algunos de los peligros de la hostilidad, pero:

Tu naturaleza sociable siempre es mayor

Usted experimentará una gran soledad

Es probable que obtenga menos éxito financiero (porque ella depende de “A quien tu conoces, y no de “Todo lo que tu conoces”)

[/one_half]

Tu salud va a sufrir y tendrás mas probabilidades de morir antes

Pierdes la gran satisfacción que se deriva de relacionarse con otros

Será más difícil encontrar gente con quien entrar en confianza

y puedes llegar a sentirte muy, muy aburrido!

Una nota sobre la ansiedad grupal

¿Esto solo me sucede a mi?

Puedes llegar a pensar que tú eres la única persona que se siente terriblemente preocupada y nerviosa por estar con otras personas en situaciones sociales. A todo el mundo lo ves tan relajado! Todos ellos parecen encontrar una forma fácil de hablarse el uno al otro! Ellos no tartamudean o se les traba la lengua. Ellos no se sonrojan. Hacen bromas y participan en la conversación sin hacer el ridículo. Siempre pueden iniciar conversaciones!

No te dejes engañar. Recuerda: “Nunca compares el interior con el exterior de otras personas.”

En cualquier grupo que te encuentres, aproximadamente la mitad de las personas de allí experimentan algún nivel de incomodidad y ansiedad, y es bastante probable que uno o dos de ellos se sientan aún peor que tú. Pero han aprendido a ocultarlo. Es posible que hayan aprendido a ocultarlo muy bien, quizás mejor de lo que crees, por lo que nadie sospecha lo mucho que están ocultando su verdadero estado interno.

Fingir que no estás ansioso puede ser algo bueno y malo al mismo tiempo

Te permite ser sociable y disfrutar de algunos de sus beneficios a pesar de sentirse ansioso. También puede, si sabes cómo explotar esto, permitir ir a la “práctica” ser sociable con mayor seguridad hasta que realmente llegue a ser más cómodo para ti.

Pero el riesgo de fingir que no estas ansioso, es que, nunca se puede llegar a sentir la situación real – sentirte naturalmente feliz y relajado con otras personas. Una muy buena forma puede ser, paradójicamente, ir en el camino de la realidad, llegar a enfrentarte y superar la ansiedad. Aunque, también, es extremadamente agotador mantener este ritmo!

Aquí viene la buena noticia

Por supuesto, algunas personas encuentran más fácil socializar naturalmente que otras, pero incluso, la persona más hábil socialmente en el mundo no nace sabiendo cómo hacerlo. Todo el mundo tiene que aprender a socializar. Es un asunto complejo, que implica una interacción de personalidad y preferencias, relaciones familiares y sociales, la cultura en la que se vive, las expectativas de quienes le rodean, y las oportunidades reales de ver la forma de aprender nuevas opciones de hacer las cosas.

Esta es una buena noticia.

Porqué, si las habilidades de socialización son algo que se aprende, y no un “hecho” inmutable, entonces realmente no importa si tu experiencia con la interacción social, hasta ahora ha sido buena o mala. Es perfectamente posible aprender nuevas formas de relacionarse cómodamente con los demás y disfrutar de ello.

Estar cómodo socialmente es totalmente aprendible

Creemos que todo el mundo, y eso te incluye a ti, puede aprender y cambiar. Hemos visto de cerca qué es exactamente lo que sucede cuando la gente se reúne y se identificaron los factores que pueden hacer que tu te sientas nervioso cuando se trata de los demás.

Y hemos desarrollado un programa estructurado para que cualquier persona preocupada por la ansiedad social, fobia social o timidez pueda superar sus miedos y realmente empezar a disfrutar totalmente de la vida, y en especial, de estar con otras personas.

Encuentra nuestras Soluciones PNL escoge la mejor para ti o adquiere también tu sesión personal o virtual donde te atenderemos en forma personalizada: Soluciones PNL para tí !!. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *